martes, 18 de marzo de 2014

Consejos para el Cuidado de los Pies


Si usted tiene diabetes, la información sobre cómo manejar su condición es vital para su bienestar.

Si no cuida sus pies corre el riesgo de desarrollar úlceras o infecciones que podrían, en el peor de los casos, conducir a amputaciones. Reduzca su riesgo de infección o amputación mediante la incorporación de estos consejos para el cuidado de sus pies.

1) Revise sus pies todos los días - especialmente si usted tiene baja o nula sensibilidad en los pies. Las llagas, cortes y rasguños podrían pasar desapercibidos y podrían desarrollar problemas que conducen a amputaciones.

2) No camine descalzo, incluso en interiores.
Es fácil pisar algo o pegarse en los dedos de los pies y cortarse. Proteja sus pies con calcetines / medias y
zapatos / zapatillas.

3) Tenga cuidado si usted tiene callos o callosidades. Consulte con su médico o podólogo la mejor manera de cuidar de ellos.

4) Lávese los pies diariamente con agua tibia, no caliente.
Y no remoje sus pies (incluso si usted ha estado de pie todo el día), ya que podría secar la piel y producir fisuras o llagas.

5) Tenga cuidado extra para secar los pies completamente, especialmente entre los dedos. Estos son trampas de humedad naturales - si les deja húmedos o mojados pueden crear todo tipo de problemas.

6) Ejercite las piernas y los pies regularmente. Incluso cuando esté sentado, se pueden rotar los tobillos; mover los dedos de los pies o mover las piernas hacia arriba y hacia abajo.
Todo esto mantiene su circulación de la sangre fluyendo y ayuda a minimizar el riesgo de problemas en los pies.

7) Haga revisar sus pies profesionalmente, por lo menos una vez al año, para la sensibilidad y signos de algún problema. Generalmente, usted puede arreglar esto cuando tenga su chequeo anual para sus niveles de AC1 (niveles de glucosa sanguínea, en un período de 3 meses), presión arterial y colesterol.

Tenga cuidado constante de los pies. Obtenga ayuda de un familiar o profesional; doctor, enfermera para diabéticos o podólogo si usted no es capaz de doblarse para recortar sus uñas o para la comprobación de las llagas. Tomando estas simples acciones le ayudará a reducir el riesgo de problemas dolorosos.

sábado, 8 de marzo de 2014

El Ejercicio y la Diabetes tipo 2


Una de las menos exigentes y viables maneras para reducir la cantidad de azúcar en la sangre, eliminar los peligros de enfermedad cardiovascular, y recuperar la salud y el bienestar en general es el Ejercicio.

A pesar de eso, en el mundo inactivo actual donde casi todo el trabajo puede ser hecho en línea, sentados en una silla ergonómica frente a una computadora, el ejercicio puede ser un argumento difícil de vencer.

El Valor del Ejercicio

Todos deberían de hacer ejercicio, los expertos de la salud nos dicen que solo el 30% de la población efectúa los 30 minutos recomendados de actividad física diaria, y el 25% no hacen ninguna actividad física en absoluto. De hecho, la inactividad es una de las razones clave del surgimiento de la diabetes tipo 2, esto es porque la inactividad y la obesidad promueven la resistencia a la insulina.

La buena noticia es que nunca es demasiado tarde para ponerse en movimiento, y el ejercicio es una de las más fáciles maneras para empezar a controlar la diabetes. Para las personas con diabetes tipo 2 en particular, el ejercicio puede mejorar la sensibilidad a la insulina, bajar el riesgo de enfermedades cardiacas, y promover la pérdida de peso.

La Diabetes tipo 2

Los casos de diabetes se están elevando. El número de personas diagnosticadas con diabetes cada año se incrementan. Casi todos los nuevos casos son diabetes tipo 2 que aparece en la edad adulta, este tipo surge alrededor de la mediana edad. Los síntomas de la diabetes tipo 2 incluyen el incremento de la sed, apetito, y la necesidad de orinar; sensación de cansancio, nerviosismo, enfermarse del estomago, visión borrosa; hormigueo o perdida de sensación en las manos.

Las causas de la diabetes tipo 2 son complejas y no están completamente entendidas, aunque los investigadores están descubriendo nuevas pistas a un ritmo acelerado. Sin embargo, ya ha sido probado que una de las razones del auge de la diabetes tipo 2 es el incremento de la cintura, y la tendencia a un estilo de vida sedentario e inactivo. En América, el cambio ha sido sorprendente; solo en los 90's, la obesidad se incremento en 61% y la diabetes diagnosticada en 49%.

Por esta razón, los expertos de la salud animan a los que ya tienen diabetes tipo 2 a empezar a aprovechar las maravillas que el ejercicio puede hacer por ellos. Sin ejercicio, las personas tienen la tendencia a hacerse obesos. Una vez que sean obesos, tienen mayores posibilidades de adquirir la diabetes tipo 2.

Actualmente, los servicios de salud reportan que más del 80% de las personas con diabetes tipo 2 son clínicamente obesos. Por lo tanto, ya es hora de que las personas, ya sea que estén afectadas con diabetes tipo 2 o no, deberían empezar a hacer actividades que involucren hacer ejercicio.

Como empezar

Lo primero que hay que hacer con cualquier plan de ejercicio, especialmente si nunca lo ha hecho, es consultar con su médico. Si usted tiene factores de riesgo cardiaco, el médico efectuara una prueba de esfuerzo para establecer un nivel seguro de ejercicio para usted.

Ciertas complicaciones diabéticas también dictaran que tipo de programa de ejercicio usted puede tomar. Las actividades de levantamiento de peso, trotar, o aerobics de alto impacto pueden posiblemente suponer un riesgo para las personas con retinopatía diabética, debido al riesgo de un mayor daño del vaso sanguíneo y el posible desprendimiento de retina.

Si usted ya hace deporte o pesas regularmente, será benéfico aun que discuta su rutina regular con su doctor. Si usted está tomando insulina, necesitara tomar precauciones especiales para prevenir hipoglucemia durante su sesión de ejercicios.

Empiece Despacio

Para aquellos que tienen diabetes tipo 2, su rutina de ejercicios puede ser tan simple como una caminata a paso ligero por el barrio. Si usted no ha estado muy activo antes del ejercicio, empiece lentamente y luego incremente la intensidad. Camine con su perro o pode el pasto, use las escaleras en vez del ascensor, estacione el auto lejos y camine. Todo pequeño esfuerzo ayuda, de hecho, esto realmente ayuda mucho.

De hecho con tan solo de 15 a 30 minutos diariamente de ejercicio puede hacer una gran diferencia en su control de glucosa en la sangre y el riesgo de desarrollar complicaciones de la diabetes. Una de las maneras más fáciles y menos costosas de obtener movimiento es comenzar un programa de caminatas. Todo lo que usted necesita es un buen par de bien ajustados tenis y una dirección a dónde dirigirse.

Realmente, usted no tiene que hacer demasiados gastos en costosas membrecías de clubes de salud o gimnasios o el más actualizado aparato de ejercicios para iniciar la eliminación de la grasa. Lo que se necesita es la voluntad y la determinación para comenzar a hacer ejercicio hacia una vida más sana y libre de la diabetes tipo 2.

Los resultados serian la más gratificante recompensa del esfuerzo que usted haya hecho.

viernes, 5 de abril de 2013

Las Dietas para Diabéticos

Después de ser diagnosticados con diabetes, uno tiene que llegar a aceptarla y hacer algunos cambios en su estilo de vida. A lo más, serán puestos a un nuevo plan de dieta. Uno no tiene que saltarse las comidas o evitar el consumo de los alimentos que a uno le gusta por completo con el fin de seguir un plan de dieta. De hecho. Saltarse las comidas solo aumenta los niveles de azúcar en el cuerpo.
Por ejemplo, los artículos fritos, hechos puré o grasosos pueden aumentar su nivel de azúcar en la sangre. Elija los artículos alimenticios que puedan actuar como un substituto saludable para ellos, como los productos lácteos bajos en grasa, sustitutos de la carne, verduras y frutas.
Una dieta para diabético es una dieta balanceada con frutas frescas, verduras, grasas, proteínas y la mayoría de los productos lácteos. Aunque la diabetes no siempre se puede curar completamente, puede ser controlada. Es esencial moderar la ingesta de alimentos y hacer ejercicio regularmente para mantener una dieta saludable.
Comer productos alimenticios con fibra puede reducir el peso de uno considerablemente. Estos también ayudan a reducir los niveles de azúcar. Algunos ejemplos de alimentos fibrosos son el salvado de avena, las judías, salvado de arroz, los cereales, etc. El ajo ayuda a mantener la diabetes a raya. Es rico en potasio, zinc y azufre y ayuda a reducir los niveles de azúcar en la sangre.
Evite los alimentos salados, ya que pueden aumentar los niveles de azúcar. Dado que podríamos obtener suficiente sal de las verduras u otros alimentos naturales, deberíamos reducir su ingesta.
Por último, deberíamos estar constantemente en contacto con un medico que pueda ayudar no solo a preparar una dieta efectiva, sino también a tomar las medidas para mantener su diabetes bajo control.

sábado, 9 de marzo de 2013

Razones por las que Fumar es más Peligroso para los Diabéticos


A continuación se presentan algunas de las razones por las cuales el fumar no es aconsejable para los diabéticos.
1.- Usted es más propenso a daños en los nervios (neuropatía). Esto se debe a que fumar afecta la circulación sanguínea y que a su vez significa que sus terminaciones nerviosas no están obteniendo los nutrientes que necesitan. Si esto sucede a los nervios de sus pies puede dar lugar a ulceras e infecciones, y si no se tiene el cuidado apropiado, incluso la amputación.
2.- Existe un riesgo mayor de que usted sufra una movilidad limitada en las articulaciones. No es divertido al tratar de doblar, subir escaleras o levantar algo cuando se tiene una articulación adolorida.
3.- Como consecuencia del hábito de fumar usted podría desarrollar una enfermedad renal.
4.- Cuando usted fuma su presión arterial aumenta. El aumento de la presión arterial crea un riesgo real de enfermedades cardiacas.
5.- Las investigaciones han demostrado que los diabéticos que fuman aumentan 3 veces el riesgo de morir por enfermedad del corazón (cardiovascular).
6.- Al fumar usted aumenta sus niveles de azúcar. Esto hace que sea más difícil controlar su diabetes ya que sus niveles de glucosa podrían estar fluctuando de manera espectacular. Esto a su vez, conduce a otros problemas.
7.- Aumentan sus niveles de colesterol, lo cual aumenta el riesgo de un ataque al corazón.
De hecho el fumar y también ser un fumador pasivo, tiene un efecto gravemente perjudicial en el tratamiento y control de la diabetes:
En la medición de la glucosa en la sangre durante un periodo de 3 meses
En la presión arterial, la cual debe estar por debajo de 130/80
En los niveles de colesterol. Los niveles de colesterol incluyen LDL, HDL y triglicéridos. Su LDL debe estar por debajo de 100. Los niveles de HDL debe estar por encima de 40 (para los hombres) y por encima de 50 (para las mujeres). Los triglicéridos deben estar por debajo de 150.
Y por último, también existe el riesgo probado de contraer Cáncer.
 

sábado, 2 de marzo de 2013

Diabetes Tipo 1 - Síntomas, Causas y Tratamiento


Áreas especiales en el páncreas, llamados los islotes de Langerhans, producen una hormona llamada insulina. Esta hormona es una proteína que estimula las células musculares y a otras células del cuerpo a absorber la glucosa de la sangre y convertir la glucosa en glucógeno, un tipo de almidón, y después almacenar el glucógeno. Por necesidad las células del organismo convierten el glucógeno en glucosa y la utilizan como combustible. De esta manera la insulina mantiene el nivel de glucosa en la sangre en una medida normal.
En la diabetes tipo 1, las células productoras de insulina se destruyen. Entonces menos glucosa es tomada de la sangre a las células del cuerpo y utilizadas por este, y la glucosa se acumula en la sangre.
Las Causas y Mecanismos de la Diabetes Tipo 1
La causa de la enfermedad no es bien conocida. Una respuesta auto inmune que ataca las células productoras de insulina en los islotes Langerhansian puede ser una causa, infección por virus puede ser otra causa. La enfermedad también es en cierta medida heredada.
Cuando la captación de glucosa en las células del cuerpo se reduce, pero la glucosa en lugar de eso se acumula en la sangre, los siguientes efectos fisiológicos ocurren.
Las células del cuerpo no reciben suficiente combustible para el trabajo que deben de hacer.
La densidad molecular de la sangre aumenta. Esto hace que el agua salga de los tejidos corporales y la sangre. Los tejidos así se secan y la producción de orina se incrementa.
Los tejidos comienzan a descomponer las proteínas y grasas para obtener energía, causando la pérdida de peso y la reducción muscular.
Los síntomas de la diabetes tipo 1 son una consecuencia de estos mecanismos.
Los Síntomas de la Diabetes Tipo 1
La enfermedad suele comenzar repentinamente. Muchas veces los niños o jóvenes son atacados por la enfermedad. La falta de insulina causa un aumento en la cantidad de azúcar en la sangre. Los primeros síntomas de la enfermedad son:
Aumento en la producción de orina
Deshidratación (falta de agua en el cuerpo)
Mucha sed anormal como consecuencia de la producción creciente de orina.
Sequedad en la boca
Mucho apetito anormal
Sensación de estar muy cansado y débil
Pérdida de peso, incluso cuando uno come bien
Deterioro de la visión
Si el nivel de azúcar en la sangre no es estabilizado a un valor normal, habrá una acumulación de químicos en el cuerpo llamados cetonas, y esta condición se conoce como cetoacidosis diabética. Esta condición grave puede conducir al coma y a la muerte. Los signos de la cetoacidosis son:
Vómitos
Dolor en el estomago
Respiración rápida
Alta frecuencia de pulso
Somnolencia (tendencia anormal a dormir)
A largo plazo, la diabetes tipo 1 puede lastimar seriamente los vasos sanguíneos en órganos vitales. Esto además puede causar daños al corazón, los ojos, los riñones u otros órganos corporales.
Tratamientos de la Diabetes Tipo 1
La diabetes tipo 1 se trata con inyecciones de insulina. La implantación de células de insulina en el páncreas es un tratamiento experimental. Otro tratamiento experimental consiste en implantar células madre en el páncreas que puedan convertirse en las nuevas células productoras de insulina.
Otra parte importante del tratamiento es la regulación de la cantidad de azúcar y grasa que se consume a través de la dieta, de manera que se ajuste junto con la cantidad de insulina inyectada. También la vigilancia periódica del nivel de azúcar en la sangre para regular la cantidad de insulina es una parte importante del tratamiento.
También existen productos naturales en el mercado que pueden ayudar a normalizar el nivel de azúcar en la sangre para la diabetes tipo 2. Estos productos no pueden curar la enfermedad o reemplazar a las inyecciones de insulina, pero pueden ayudar al cuerpo a regular el nivel de azúcar en la sangre.
Estos productos contienen minerales que están trabajando los componentes de enzimas que estimulan el metabolismo de la glucosa en el cuerpo. También contienen hierbas que se han utilizado durante mucho tiempo en la medicina tradicional para regular el nivel de glucosa y que han demostrado sus efectos en estudios científicos.

viernes, 22 de febrero de 2013

Alimentos Recomendados para la Diabetes

La Levadura de Cerveza
La levadura de cerveza es un alimento extraordinario. Es rico en restos de cromo mineral. Este mineral ayuda al páncreas a producir más insulina. Es uno de los mejores apoyos para el manejo normal de la azúcar por el cuerpo. Según artículos que aparecieron en las noticias de Medica Mundial, la levadura de cerveza ha disminuido los requerimientos de insulina de muchos pacientes con diabetes.
El Brócoli
El brócoli, en estrecha relación con la coliflor, ha sido durante mucho tiempo un alimento popular en Europa. Este vegetal ha probado ser un efectivo alimento anti-diabético. Es una rica fuente de cromo, un oligoelemento que parece reducir el azúcar en la sangre. Este oligoelemento regula el azúcar en la sangre, lo que a menudo reduce la medicación y las necesidades de insulina de la diabetes. En los casos de diabetes leve, el cromo puede prevenir la aparición de la enfermedad en forma. Si la tolerancia a la glucosa de una persona está al límite, el cromo puede ayudar a controlarla. Incluso los niveles bajos de azúcar en la sangre pueden ser llevados a la normalidad con el cromo.
El Requesón
El requesón inyecta bacterias amistosas en el sistema digestivo que estimulan el páncreas. También lavan el páncreas de sus ácidos y residuos. Estas acciones de limpieza permiten al páncreas funcionar mucho mejor y de ese modo ayudar en la producción de insulina.
El Ajo
En ensayos científicos el ajo y sus componentes se ha encontrado que disminuyen el azúcar en la sangre en la diabetes. Este vegetal es rico en potasio, el cual sustituye eficazmente las grandes cantidades de potasio perdidas en la orina de los diabéticos. También contiene zinc y azufre, que son componentes de la insulina. Algunos médicos creen que los bajos niveles de zinc puede ser uno de los factores responsable de la aparición de la diabetes. El ajo también contiene manganeso, una deficiencia de tal puede contribuir a la diabetes.
Los componentes del ajo parecen actuar bloqueando la activación de la insulina en el hígado. El resultado es el aumento de los niveles de insulina en la sangre y más bajos niveles de azúcar en la sangre.
El ajo tiene otros beneficios para la diabetes además de bajar el azúcar en la sangre. Este previene la arteriosclerosis, que es una complicación común de la diabetes y alivia el dolor corporal. Los diabéticos pueden tomar el equivalente a uno o dos dientes de ajo al día en cualquier forma que deseen, ya sea crudo o cocido en los alimentos o en forma de capsulas. La leche de ajo, preparada adicionando cuatro dientes de ajo machacado a 110 ml de leche, es una buena manera de tomar el ajo. La mejor manera, sin embargo, es masticar el ajo crudo completamente a primera hora en la mañana.
El Garbanzo
El garbanzo, también conocido como chickpea, es un valioso alimento anti-diabetes. Los experimentos han demostrado que la ingesta oral del extracto de agua de garbanzo aumenta la utilización de glucosa en los diabéticos, así como de las personas normales. En un estudio realizado en el instituto de investigación tecnológica de la central de alimentos en Mysore, el requerimiento de insulina de pacientes con diabetes crónica se redujo de 40 unidades al día a 20 unidades, cuando se mantuvieron en una dieta que incluía suplementos de extracto de garbanzo.
Los pacientes diabéticos que están en una dieta restringida, la cual no limita severamente la ingesta de carbohidratos, sino incluye una cantidad abundante de extracto de garbanzo, han mostrado una mejora considerable en sus niveles de azúcar en ayunas, tolerancia a la glucosa, excreción urinaria de azúcar y la condición en general.
La Calabaza Amarga
La calabaza amarga es un vegetal común cultivado extensamente. Cuenta con excelentes virtudes medicinales. Este vegetal ha sido utilizado como medicina popular para la diabetes desde los tiempos antiguos. La investigación ha establecido que contiene insulina como principio designada como planta de insulina, la cual se ha encontrado beneficiosa en la reducción de los niveles de azúcar en la sangre y en la orina.
La calabaza amarga es así un eficaz alimento anti-diabetes y debería ser incluido en la dieta de un diabético.
El jugo de tres o cuatro calabazas amargas tomado cada mañana en ayunas se ha encontrado más eficaz que comer frutas. Las semillas de la calabaza amarga pueden ser hechas polvo y ser agregado a las comidas normales. Una decocción preparada hirviendo la calabaza amarga picada como agua es igualmente eficaz, como lo es su polvo seco mezclado con los alimentos líquidos.
La calabaza amarga es rica en todas las vitaminas y minerales esenciales, especialmente las vitaminas A, B1, B2, C y hierro. Su uso regular, por lo tanto, previene muchas complicaciones asociadas con la diabetes incluyendo la hipertensión, complicaciones en los ojos, la neuritis y el metabolismo defectuoso de los carbohidratos,
El Black Gram
El black gram es un vegetal muy apreciado en la India. Es un alimento contra la diabetes. Grano negro germinado tomado con media taza de jugo fresco de calabaza amarga, forma un eficaz remedio para tratar los tipos leves de diabetes. Debe ser tomado una vez al día, durante de tres a cuatro meses, con un consumo restringido de carbohidratos.
En la diabetes severa, el uso regular de esta combinación es un complemento efectivo a otros tratamientos. También es un alimento saludable para la prevención de complicaciones debidas a la malnutrición en la diabetes. La leche preparada moliendo los germinados black gram enteros también se recomienda para los diabéticos.
El Maní
Los cacahuates son valiosos en la diabetes. Comer un puñado de cacahuates al día por los diabéticos no solo previene la desnutrición, particularmente la deficiencia de niacina, sino también el desarrollo de complicaciones vasculares.

domingo, 17 de febrero de 2013

La Diabetes y la Insulina


La diabetes es una condición en la cual el cuerpo o no produce suficientes cantidades de insulina o no utiliza adecuadamente la insulina. La insulina es una hormona producida por el páncreas y que es necesaria para el transporte del azúcar del flujo sanguíneo a las células para su uso como energía. La diabetes tipo 2 es el resultado cuando nuestros cuerpos se vuelven insensibles a la insulina y esto causa que nuestra azúcar en la sangre salga de balance. Por esta razón, debemos de hacer todo lo posible para seguir siendo sensibles a la insulina. Cuando somos sensibles a la insulina, nuestros cuerpos hacen mucho mejor el trabajo de trasladar la glucosa de la sangre a las células.
Varias hierbas, alimentos, vitaminas y minerales se ha demostrado que promueven la sensibilidad a la insulina y ayudan a mantener los niveles adecuados de azúcar en la sangre. El sulfato de vanadio aumenta la sensibilidad del cuerpo a la insulina. La gymnema silvestre es una hierba bien conocida útil en el control del azúcar en la sangre controlando los antojos de azúcar y nutriendo al páncreas.
El ejercicio también incrementa la sensibilidad a la insulina. Las personas que se dedican al atletismo se sabe que requieren menos insulina. Además de mejorar la sensibilidad a la insulina, el ejercicio nos ayuda a controlar nuestro peso y a reducir la grasa corporal. El control de peso es aspecto muy importante en el mantenimiento de la sensibilidad a la insulina.
Otro factor importante para mantener los niveles apropiados de azúcar en la sangre y para la sensibilidad a la insulina es una dieta saludable. Los carbohidratos complejos que se encuentran en la mayoría de las verduras, manzanas, cereales y frutos secos son lentos de digerir. Retardar el proceso de la digestión promueve los niveles saludables de azúcar en la sangre y evita los altibajos asociados con la ingesta de azucares refinados. También deberíamos evitar las grasas saturadas. Las grasas saludables contenidas en el pescado, aceite de oliva, y la linaza nos ayudan a mantener la sensibilidad a la insulina.
La diabetes tipo 2 es la forma más común de diabetes y resulta de la resistencia a la insulina. Los métodos anteriores han demostrado ser extremadamente útiles para mantener la sensibilidad a la insulina, promoviendo más bajos niveles de azúcar en la sangre, y evitando las complicaciones asociadas con la diabetes.